Transformador en aceite

Los transformadores en aceite se caracterizan en que su circuito magnético y arrollamientos están completamente sumergidos en aceite. Éste es utilizado como líquido aislante, puede ser de silicona, mineral, éster o vegetal y su elección dependerá de las necesidades del cliente y del tipo de instalación.

Dicho aceite, por lo general, destaca por las siguientes características:

  • Baja viscosidad para así recibir una correcta transferencia del calor.
  • Falta de azufre corrosivo y de ácidos inorgánicos, de esta forma se evita un desgaste en los conductores y los aislamientos.
  • Rigidez dieléctrica.
  • Resistencia a las emulsiones con agua, a la oxidación y formación de lodos.
  • Bajo punto de congelación.

Los transformadores en aceite deben estar sometidos a varias revisiones de mantenimiento, éstos consisten en hacer controles de todas las partes en que se compone el aparato para prevenir accidentes, ya que existe un riesgo de incendio. Dichas revisiones son las siguientes:

  • Control del aceite.
  • El hermetismo del transformador.
  • Pruebas sobre el funcionamiento del vacío.
  • Control de la humedad que pueda generar.
  • Pruebas de aislamiento de los circuitos.
  • Control eléctrico.
  • Prueba de montaje.
  • Examen de rigidez dieléctrica.
  • Ensayos sobre el funcionamiento, nivel de ruido, tensión y resistencia.

Ventajas

Pese a todos los cuidados y controles a los que deben ser sometidos, también puede aportar varias ventajas que no se contemplan en otros transformadores:

  • Coste reducido.
  • Instalación en el exterior si se desea.
  • Mayor control sobre el funcionamiento.
  • Menor nivel de ruido.
  • Buen manejo en ambientes contaminados.
  • Reducción de pérdidas de vacío.
  • Más resistencia a las sobretensiones y a las sobrecargas.

Desventajas

La principal desventaja de este tipo de transformador es su baja temperatura de inflamación del aceite, por lo tanto, esto supone un importante riesgo de incendio. Éste gran inconveniente lleva a la instalación y desarrollo de diferentes aparatos y procedimientos, de esta forma reducir dicho riesgo.

  • El transformador debe disponer de un depósito colector, éste se compone de unas rejillas metálicas cortafuegos que autoextinte el aceite.
  • Gran incremento en el coste de la obra civil a causa del depósito.
  • A consecuencia del riesgo de fuego, las paredes y el techo necesitarán una remodelación para que sean resistentes al fuego.
  • Este transformador debe someterse a controles de aceite, ya que éste va envejeciendo con el paso del tiempo y esto acelera el incremento de su temperatura.
  • Aunque estemos hablando de un tipo de transformador hermético, éste puede coger humedad debido al envejecimiento mencionado anteriormente, ya que posee celulosa y su degeneración desprende agua que va hacia el aceite. Esto también se debe de analizar en los controles mencionados.

Como ya se ha mencionado previamente, la elección del tipo de aceite es determinante, ya que dependiendo del género puede provocar un impacto negativo para el medio ambiente.

Hubo una época en que estaba muy extendido el uso de aceites basados en bifenilos policlorados (PCB), sin embargo se pudo demostrar científicamente lo nocivo que era y ya está prohibido.

Actualmente, los dos más populares son los vegetales y los minerales. Desde Transformadores CH recomendamos el vegetal, debido a que aporta numerosos beneficios en cuanto a la obtención y al medioambiente, ya que es biodegradable y se puede reciclar.

Transformador en seco

Los transformadores en seco son un tipo de aparato que es utilizado en interiores, lo que más se le caracteriza es que el aceite es sustituido por la circulación del aire y el uso resinas, éstas son utilizados como protección, de esta forma no será necesario hacer muchas inversiones en su mantenimiento después de la instalación.

Su funcionamiento es el siguiente, el aire caliente sube y deja un vacío que luego es ocupado por aire fresco del exterior. Posteriormente, se incorporan unos ventiladores para que aporten la cantidad adecuada de aire hacia el interior, así se garantiza un correcto proceso de enfriamiento.

Como se ha mencionado anteriormente, no se requiere de mucho mantenimiento. Lo que sí es importante, es que aquellos lugares donde circula el aire estén siempre limpios. Simplemente se debe ir aspirando el polvo hacia arriba a través de los circuitos del transformador y su estructura.

Además, este tipo de transformador no supone ningún riesgo a nivel medioambiental, ya que están diseñados con un elevado nivel de biodegradabilidad y para trabajar fuera de ambientes contaminados. También son incombustibles y gracias a su hermetismo no hay riesgo de ninguna fuga además de poder llevar una vida larga.

Ventajas

  • Supone un menor coste de instalación, ya que no necesita ningún depósito colector.
  • Un riesgo de incendio menor, debido a que está compuesto de materiales que son autoextinguibles.

Desventajas

  • Coste elevado del aparato.
  • Nivel de ruido significativo.
  • Poca resistencia a las sobretensiones.
  • Incremento de pérdidas en vacío.
  • No deben ser instalados en el exterior.
  • No instalarlos en entornos contaminados.
  • Solo hay disponibles transformadores de hasta 36 kV y 15 MVA.

Como se ha podido observar, ambos presentan ventajas e inconvenientes, por lo tanto, no hay ningún tipo de transformador de energía que sea superior al otro. Por lo que, antes de elegir qué tipo de transformador emplear, se debe de estudiar la empresa, sus necesidades y prioridades.

Desde nuestra web puede conseguir los mejores transformadores eco-friendly del mercado, así poder convertirse en una empresa pionera en tu sector que refleje esos valores.