Los cambios provocados por el calentamiento global se están volviendo cada vez más irreversibles, continuos y difíciles de gestionar, y para Chile actualmente una de las consecuencias directas más graves es la dura sequía que continúa afectando a tantísimas poblaciones, especialmente a las rurales. 

Es por esta insuficiencia de hechos que generen cambios inmediatos a nivel mundial, que el aumento de tamaño del agujero de la capa de ozono y las variaciones estacionales están generando una gran sequía en Chile.

 

La Mega sequía en Chile 

Chile se enfrenta a la década más seca de su historia desde que se empezaron a registrar las precipitaciones del país en el año 1915. 

La llamada “mega sequía”  ha dejado catastróficas consecuencias para agricultores y familias vulnerables. Esta escasez de lluvia ha provocado que los sistemas de riego se colapsen y que miles de personas hayan tenido que ser abastecidas de agua a través de camiones cisterna. Esta mega sequía, también conocida como el terremoto silencioso, hace ya una década que azota a Chile pero actualmente, año 2020, la situación se ha vuelto más grave que nunca ya que como hemos comentado anteriormente es la mayor sequía de la historia del país. 

El gobierno Chileno está analizando la posibilidad de decretar racionamiento de agua en Santiago durante el próximo verano, ya que los caudales de los ríos en la Región Metropolitana, Valparaíso y O’Higgins son históricamente los más bajos.

 

Pozos más profundos y transformadores para extraer agua

Debido a esta mega sequía extendida a lo largo y ancho de Chile, para extraer agua se necesita cavar pozos a mayor profundidad de extracción, ya que el agua no se encuentra en las primeras superficies de la tierra, esto implica que sea necesaria la instalación de transformadores eléctricos para alimentar bombas de mayor capacidad de succión de agua a esas profundidades.

Además de la perforación de pozos las carteras de Obras Públicas y Agricultura trabajan también en proyectos de tecnificación del riego y reutilización de aguas servidas tratadas, y en la zona norte (la más afectada por la sequía) se construirán plantas desaladoras.

 

Golpe de la sequía en el sector eléctrico

El Coordinador Eléctrico ha publicado las cifras de la participación de hidroelectricidad y su total de producción eléctrica en este verano, la cual es del 27,9% lo que se traduce en unos 4,7 puntos menos que en relación al periodo del verano pasado, por lo tanto esta falta de producción de hidroelectricidad ha sido sustituida por la producción eólica y la energía solar.

Normalmente en época de verano es precisamente cuando la energía hidroeléctrica aumenta su producción gracias a los deshielos. 

El Country Manager del grupo Solek, Jorge Leal, comentaba que “una novedosa alternativa por la que muchos están optando es cambiar el uso del suelo, implementando por ejemplo pequeños parques de energía fotovoltaica. De esta forma es posible dar un uso útil y rentable a superficies afectadas por la sequía, y al mismo tiempo combatir de forma indirecta el calentamiento global, mediante la generación de energías limpias y con una mínima Huella de Carbono”.

A toda esta situación debemos añadir que uno de los factores que contribuye a la disminución de la generación hidro es que durante los últimos años no se han construido nuevas centrales de este tipo de tecnología. 

Si bien la situación continúa siendo preocupante, una de las posibles soluciones se encontraría en el uso de las energías limpias, que ayuden a descarbonizar la matriz, y aportar el grano de arena en el gran objetivo de revertir el calentamiento global y por lo tanto aminorar las consecuencias de la sequía en Chile. 

No olvides visitar la web de Transformadores CH para continuar informándote sobre las últimas noticias del sector energético de nuestro país, conocer sobre nuestros productos, su mantenimiento y nuestro compromiso activo y responsable con el crecimiento de la industria energética en Chile.